Artritis: Comprendiendo la enfermedad, sus síntomas y opciones de tratamiento

La artritis es una enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo. Se caracteriza por la inflamación de las articulaciones, lo que provoca dolor, rigidez y dificultad en el movimiento. Existen varios tipos de artritis, siendo los más comunes la osteoartritis y la artritis reumatoide.

Que es la artritis? Sintomas y tratamiento

La osteoartritis es el resultado del desgaste gradual del cartílago que recubre las articulaciones. Suele afectar a personas de edad avanzada y puede presentarse en las rodillas, caderas, manos y columna vertebral. Los síntomas incluyen dolor, rigidez y sensibilidad en las articulaciones, así como la formación de espolones óseos.

Por otro lado, la artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico ataca por error las articulaciones, causando inflamación y daño. Afecta principalmente a las articulaciones de las manos, muñecas, pies y rodillas. Los síntomas pueden incluir dolor, hinchazón, rigidez matutina prolongada, fatiga y debilidad generalizada.

El tratamiento de la artritis se enfoca en aliviar los síntomas, mejorar la función articular y prevenir el daño progresivo. Dependiendo del tipo y gravedad de la artritis, se pueden utilizar diferentes enfoques.

El manejo de la artritis puede incluir:

  • Medicamentos: Los analgésicos y los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINEs) pueden ayudar a controlar el dolor y reducir la inflamación. En casos más graves, se pueden recetar medicamentos modificadores de la enfermedad (DMARDs) o terapias biológicas para suprimir la respuesta autoinmune.
  • Terapia física: Los ejercicios terapéuticos y la fisioterapia pueden fortalecer los músculos alrededor de las articulaciones, mejorar la movilidad y reducir el dolor.
  • Terapia ocupacional: Esta terapia se centra en mejorar la capacidad para realizar actividades diarias y utilizar dispositivos de asistencia para aliviar la presión sobre las articulaciones.
  • Cambios en el estilo de vida: Mantener un peso saludable, realizar actividad física regularmente, evitar actividades que ejerzan demasiada presión sobre las articulaciones y aplicar terapias complementarias como calor o frío pueden ayudar a reducir los síntomas.
  • Cirugía: En casos graves de artritis, la cirugía puede ser necesaria para reparar o reemplazar las articulaciones dañadas, como en la artroplastia de cadera o rodilla.

Es fundamental que las personas con artritis trabajen de cerca con su médico y especialistas en el manejo de la enfermedad. Además, mantener un estilo de vida saludable, llevar una alimentación balanceada y cuidar de las articulaciones pueden contribuir a reducir los síntomas y mejorar la calidad de vida.

(Visited 172 times, 1 visits today)

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *