CÁNCER INFANTIL, CONOCE LOS SIGNOS Y QUÉ HACER

Pérdida de peso, palidez, vómitos, dolores corporales, etc. Consulta los síntomas más comunes del cáncer infantil.

El término cáncer infantil se utiliza para definir diferentes tipos de cáncer que afectan a los niños y adolescentes. Estos, en la mayoría de los casos, afectan a los tejidos de soporte y al sistema sanguíneo. Sin embargo, es importante señalar que pueden afectar a cualquier parte del organismo.

¿Y cuáles son las señales que ayudan a los padres, madres, familiares y cuidadores a identificar un posible cáncer? ¿Qué puede desencadenar el desarrollo de este problema? ¿Cuáles son los tipos más comunes? Compruébelo todo en este artículo.

¿Qué causa el cáncer infantil?

A diferencia de lo que ocurre en los adultos, el cáncer infantil no está relacionado con factores de riesgo como la hipertensión, la mala alimentación, el sedentarismo, el tabaquismo y la obesidad.

El desarrollo del cáncer en niños y adolescentes, en la mayoría de los casos, tiene un origen embrionario y se caracteriza por un corto periodo de latencia (tiempo entre la aparición de la enfermedad y los primeros síntomas) y un rápido crecimiento de los tumores.

Por ello, la prevención de este tipo de patología es un gran reto, ya que no hay riesgos que se puedan modificar para evitar la aparición del cáncer infantil.

¿Cuáles son los tipos de cáncer infantil más comunes?

El cáncer infantil es una enfermedad que suele afectar a diferentes partes del cuerpo que el cáncer de los adultos.

Como hemos dicho antes, las zonas más afectadas en este grupo suelen ser el sistema sanguíneo y los tejidos de soporte.

Entre los cánceres más comunes entre los niños y adolescentes están

  • Leucemia: con mayor incidencia entre los niños de 1 a 4 años, este tipo de cáncer afecta a las células de defensa del organismo, ya que ataca a los glóbulos blancos (leucocitos);
  • Linfoma: con una mayor incidencia entre los adolescentes de entre 15 y 19 años, es un cáncer que afecta a la linfa, un componente de la sangre que favorece la nutrición celular;
  • Sarcomas de partes blandas: también con prevalencia en adolescentes de entre 15 y 19 años, este cáncer afecta a los músculos;
  • Osteosarcoma: afecta a los huesos, especialmente alrededor de las rodillas, y tiende a extenderse al pulmón. Más común en pacientes de entre 10 y 14 años de edad;
  • Tumor del sistema nervioso central: este tipo de cáncer suele afectar a niños de entre 5 y 9 años, y afecta al cerebro y a la médula espinal, provocando la obstrucción del paso de los fluidos cerebrales;
  • Tumor de wilms: enfermedad que suele afectar a niños de entre 1 y 4 años, ataca a los riñones y compromete seriamente su funcionamiento;
  • Tumor germinativo: es un tipo de cáncer que ataca a las células que originan los ovarios y las gónadas (testículos);
  • Retinoblastoma: que afecta a los bebés de entre 0 y 1 año, es un cáncer raro que ataca a las retinas (ojos);
  • Neuroblastoma: también más frecuente en bebés de entre 0 y 1 año, este cáncer forma bultos que afectan al sistema nervioso periférico.

¿Cuáles son los principales signos del cáncer infantil?

Los signos y síntomas principales y más recurrentes del cáncer infantil son:

  • Pérdida de peso sin una razón justificada;
  • Palidez inexplicable;
  • Dolor en los huesos y articulaciones, con o sin hinchazón;
  • Aparición de bultos en diferentes partes del cuerpo, especialmente en el vientre
  • Hinchazón inguinal de crecimiento continuo;
  • Sangrado sin hematomas
  • Manchas moradas por todo el cuerpo sin justificación;
  • Reflejos blanquecinos en el ojo, principalmente cuando hay una incidencia de luz;
  • Crecimientos oculares, que pueden o no acompañar a la púrpura local;
  • Fiebre prolongada, sin otra enfermedad o causa identificada;
  • Vómitos acompañados de quejas de dolor de cabeza, pérdida de equilibrio y/o reducción de la visión.

Es muy importante destacar que los primeros signos del cáncer infantil pueden confundirse fácilmente con enfermedades comunes de esta edad.

Por lo tanto, para un diagnóstico rápido y preciso, es esencial seguir las quejas del niño o adolescente y buscar apoyo médico lo antes posible. Hay que recordar que cuanto antes se diagnostique la enfermedad y se inicie el tratamiento, mayores serán las posibilidades de curación.

(Visited 49 times, 1 visits today)

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *